Siempre quise ser un héroe | ARNAU BOLADERAS

Siempre quise ser un héroe.

Siempre quise sacar a las personas de sus más profundos problemas y hacerles ver que no todo es tan malo. Yo también tengo mis bajones, mis días tristes o mis malas rachas, de mil formas pueden llamarse pero quizás pienso que yo soy muy duro en este aspecto y no cuento mis problemas ni mis preocupaciones así que entiendo que el resto de la gente tampoco quiera hacerlo, entiendo que prefieran mantener la privacidad o no hablar de estas cosas. Por eso, de la misma forma que entiendo esta privacidad y esas ganas de estar solo, también entiendo el sufrimiento que vive alguien cuando se encierra en su burbuja, en sus cuatro paredes, y no quiere salir de allí.

El sufrimiento es brutal, insano y destructivo y esto no es lo peor. Lo peor es que sea repetitivo y cíclico, que sea una espiral de odio y sufrimiento en el que tendemos a sumergirnos cuando nos encontramos mal: no queremos hacer cosas porque estamos mal y el no hacer cosas nos hace seguir estándolo. No soporto ver a otros así, por eso, poco a poco, procuro hacerlo lo menos posible.

El camino que toca recorrer puede poner muchas trabas, puede estar rodeado de lava y recubierto de espinas, pero joder, creo que no existe nada más bonito en esta tierra que una sonrisa de oreja a oreja, bonita, y con unos ojos llenos de ilusión por hacer algo a cabo, ya sea un sueño, ir a una fiesta, salir con los amigos o estar solo disfrutando de tu tiempo libre.

Por eso siempre quise ser un héroe, salvar personas, alejar sus problemas o hacerles ver que esos muros no son tan altos, que solo hay que coger impulso para pasar por encima de ellos. Aunque ser un héroe en la vida real no tiene nada que ver con ser un héroe en un cómic o en una pelicula.

Sin embargo, hay personas que no quieren ser ayudadas, hay personas que no quieren precisamente tu ayuda y algunas incluso te insultarán por hacerlo. Las personas son complicadas y la gente se cansa, los que tratan de ayudar un día u otro terminan cansándose y las manos tendidas se desvanecerán en la oscuridad de tu tristeza. Odio que tenga que terminar así, que tenga que llegar el punto donde esa persona cambie o se acabe y se quede en completa oscuridad. No hay nada peor que dejar que tus peores miedos se muevan libremente por tu cabeza y que tomen el control de ti.

Ojalá pudiese lograr sonrisas en los rostros donde antes solo había miradas vacías, miradas que no dicen nada. No hay nada peor en este mundo que una persona que vive sin vida.

¡No quiero! ¡No quiero aceptar eso! Muchas veces, cuando llegan esas situaciones… ¿por qué? ¿por qué no se puede ver las cosas con mejor cara? ¡Siempre! ¡Siempre hay otra forma de ver las cosas!

¿Es díficil? Por supuesto, empezar es complicado, nadie dijo que fuese fácil, pero que sea díficil no significa que sea imposible.¡Si quieres algo no te limites con soñarlo! ¡Síguelo! Síguelo de cerca, joder, busca las pistas. ¡No dejes de intentarlo! ¿O piensas arrepentirte el resto de tu vida pensando “quizás si lo hubiese intentado…”?

¡No quiero eso! No quiero arrepentimiento por algo que jamás intentaste, por algo por lo que no moviste un dedo. Mueve los dedos, luego mueve tus manos y sigue igual con tus piernas, ¡levántate y lucha! La vida es una lucha contínua. Es cansado, lo sé, pero luchar tiene recompensas.

De hecho, yo sería de los primeros que deberían ceñirse a estas palabras y trato de hacerlo, trato de ser cada día mejor. Aunque solo haga pequeñas cosas poco a poco, día tras día eso puede ser un gran avance. Precisamente porque decidí un día que no quiero volver a arrepentirme.

No quiero volver a arrepentirme de algo que quise hacer pero no hice; de no decir aquellas palabras que quería expresar; de no demostrar mi amor a aquellas personas que quiero; de no luchar por aquellas metas y aquellos sueños que quiero que se cumplan. Aunque no llegue a ellas, podré decir que lo hice, lo intenté, y si fallo una vez, la próxima lo haré distinto y mejor con tal de llegar a mi objetivo.

Dar el cien por cien, dejarme la piel, que suden mis poros y salgan lágrimas por mis ojos, hasta que sangren mis manos del esfuerzo. Dejarse la piel es duro, pero también es gratificante.

Quise ser un héroe, aún deseo serlo. No por reconocimiento, no para que me den las gracias, no quiero nada a cambio porque las sonrisas en las bocas de otras personas también me otorgan felicidad.

A veces es duro, a veces seré pesado, a veces tienes ganas de rendirte, ¿pero qué coño? Siempre vuelve esta intención y esas ganas de tenderle la mano a alguien, siempre vuelve. No soy tu luz, ni soy tu salvación. Solo quiero sacarte del pozo negro en el que te encuentras y enseñarte que por ti misma eres capaz de brillar más que cualquier otra estrella.

Me gustaría ser un héroe y luchar contra villanos, porque es verdad que sería más fácil que luchar contra los sentimientos autodestructivos y tristes de las personas.

¿Ves el vaso medio lleno o medio vacío? ¡Que le den por culo al vaso, bébete el líquido y rómpelo! ¿Qué coño sabrá eso de tu vida? Demuestra lo contrario, demuestra la capacidad, demuéstrale al mundo tus ganas de vivir.

Dile al mundo que ya estás aquí.

Yo antes no escribía este tipo de textos, no le hacía historias de amor a mis musas, ni redactaba escritos de alegría de ánimo o valor. Antes me autodestruía, me torturaba, lloraba con cada palabra. Salieron buenos textos de ahí, por supuesto, ya que salían del fondo de mi corazón. Pero en aquel momento aún quería ser un héroe, quería que me viesen como alguien bueno. Pero ahora no necesito que nadie me diga que soy bueno, no necesito que nadie alabe mis pros ni mis contras, porque sé exactamente cómo soy, qué es lo que me gusta, qué es lo que no y qué es lo que quiero cambiar, pero siempre pensando en mí. Por eso, al saber lo duro que es, quiero ser un héroe, pero para que nadie tenga que pasar por las mismas experiencias que yo durante tantos años.

¡No te rindas y lucha!

¡Vuelvo a repetir, enséñale al mundo que estás aquí y que tienes ganas de vivir!

Instagram: @sortrax

Twitter: @Sortrax

Facebook: Arnau Boladeras Ibáñez

Advertisements

One thought on “Siempre quise ser un héroe | ARNAU BOLADERAS

  1. Grandioso escrito, por el hecho de expresar tus sentimientos y compartirlos, ya eres un heroe. Eres grande, muy grande, sólo tienes que creertelo y empezar a caminar, y todo llegará

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s